Gel de arnica y harpagofito – 250 ml

17,95

En stock

El gel de masaje con Árnica y Harpagofito Mi Rebotica conjuga sinérgicamente las acciones de sus cuatro principios activos (árnica, harpagofito, metilsalicilato y mentol) para ofrecer un efecto calmante y antiinflamatorio. Acompañado de un masaje adecuado proporciona una sensación de alivio y bienestar.

Descripción

Descripción: El gel de masaje con Árnica y Harpagofito Mi Rebotica conjuga sinérgicamente las acciones de sus cuatro principios activos (árnica, harpagofito, metilsalicilato y mentol) para ofrecer un efecto calmante y antiinflamatorio. Acompañado de un masaje adecuado proporciona una sensación de alivio y bienestar.

Modo de empleo: Aplicar sobre la piel de la zona a tratar, mediante un masaje de intensidad adecuada. Lavar las manos después del uso. Evitar el contacto con ojos, mucosas y heridas.

ACTIVOS:

  • Árnica: planta de propiedades analgésicas, antiinflamatorias y rubefacientes (estimula la circulación en la zona donde se aplica reduciendo el hematoma y la inflamación). Se utiliza tanto para tratamientos agudos como golpes o contusiones como para tratamientos crónicos que curse con dolor e inflamación.
  • Harpagofito: La propiedad más estudiada, conocida y contrastada de esta planta es su acción antiinflamatoria, por esto, se recomienda en casos de dolores articulares, reumáticos, artrósicos y artríticos. Reduce de forma notable la sensación de dolor y mejora el movimiento sin aparecer efectos adversos. También estimula la recuperación por traumas. Los irioides del harpagofito tienen una acción periférica, con respuestas musculares y vasculares, más que una acción analgésica central por lo que está especialmente indicado y es particularmente activo en personas de edad avanzada.
  • Metilsalicilato: Analgésico natural obtenido por fermentación de las ramas de Betula alba  que alivia el dolor cuando se aplica localmente
  • Mentol: El mentol tiene propiedades de calmantes. Estimula selectivamente a las terminaciones nerviosas receptoras del frío en primera instancia y después a las receptoras del calor, por lo que es común percibir una sensación de frío seguida de una de calor en el lugar de aplicación.
  • Alcanfor: Aplicado en forma tópica y sobre todo cuando se encuentra en combinación con mentol estimula las terminaciones nerviosas de la piel e induce la desaparición del dolor y las molestias enmascarando dolores moderados o severos con un dolor muy leve generado en la piel al mismo nivel de inervación. Cuando se aplica vigorosamente actúa como rubefaciente.